Diferencias entre aluminio y PVC para cerramientos

Los materiales con que se realizan los cerramientos, determinan la utilidad de estos, así como sus opciones para detener el frío, el calor, la humedad o el ruido. Si una persona desea un cerramiento barato que le preserve del calor y el frío, además del ruido, puede optar por el PVC. En este caso, se trata de un producto económico que facilita la obtención de espacios a salvo de la climatología exterior. Las diferencias entre aluminio y PVC para cerramientos no radican solo en su precio o en el mayor aislamiento acústico que ofrece el PVC.

El aluminio es uno de los materiales mas duraderos y resistentes para realizar estructuras exteriores, incluyendo ventanas y puertas. Sin embargo, para que este producto sea en verdad eficaz, debe contener rotura del puente térmico.

Solo con esta característica, el aluminio será un mal conductor del calor o el frío, y por tanto un perfecto aliado para los inquilinos. Ambos materiales son muy resistentes, aunque hay especialistas que prefieren el aluminio porque envejece mejor que el PVC. En todo caso, las estructuras han de ser montadas por profesionales cualificados.

Otra de las diferencias entre el PVC y el aluminio, es que el aluminio no ofrece tan buena insonorización como el PVC. Este material, es el idóneo para evitar que también el ruido llegue al interior del edificio.

Póngase siempre en contacto con profesionales que le informarán sin compromiso no solo sobre las características y diferencias entre el aluminio y el PVC, sino también sobre otros materiales utilizados en cerramientos, como el cristal.

Esta opción también es de las más deseadas en cuanto a cerramientos. Puede combinarse con el aluminio de muchas formas, ya que la perfilería de aluminio admite distintos grosores del vidrio. También le proporcionaremos información sobre el policarbonato, el metacrilato o el panel de sándwich.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE